Reingeniería de procesos Cuadro de Mando Integral Posicionamiento del negocio Formación y mentoring Big Data

Servicios

Paquete básico de digitalización Diseño web a medida Redes sociales y blogs Publicidad en Google AdWords Marketing para móviles

Síguenos

Contacto

Móvil: 629 23 22 21 Email: info@megasaber.es

Esta información, nos será de gran ayuda para potenciar, desde los canales digitales, el número

de personas que visiten nuestra tienda, plantearnos la posibilidad de tener un comercio

electrónico para ventas online y ampliar nuestro mercado potencial (del barrio a toda la provincia,

región o país).

En esta transformación, donde el cliente es cada vez más digital, se trata de progresar o

desaparecer…

¿Qué camino vas a tomar?

Cómo buscan los clientes tu empresa

La clave para alcanzar el éxito en un negocio es su ubicación, pero con la aparición del cliente

digital...

¿Sigue estando vigente esta afirmación?

Las cadenas de franquicias dan mucha importancia a tener un emplazamiento adecuado y te ayudan

a encontrar el local idóneo para la actividad que vas a realizar. Un mismo establecimiento puede ser

ideal para algunas actividades y desaconsejable para otras. El local óptimo para nuestro negocio

será aquel que consiga atraer el máximo número de clientes. Por tanto, las claves para

acertar en la ubicación de tu tienda son:

1.

Las características del local: especialmente su tamaño, ya que vamos a desarrollar una

actividad y tendremos un espacio mínimo de exposición, almacén, o detalles técnicos como salida de

humos, que condicionarán si este lugar es apto para la actividad que vamos a realizar.

2.

La competencia: siempre pensamos que, si no tenemos competencia cerca, mejor; pero para

productos donde es frecuente una comparación antes de su compra, es bueno estar rodeado de la

competencia: atraerá muchos más clientes potenciales decididos a comprar.

3.

Los clientes: estar cerca y accesible de donde viven o se mueven nuestros clientes potenciales.

4.

Los costes: la inversión en el local óptimo debe además llevar asociada una rentabilidad. Esto

hace que ubicaciones comerciales secundarias, con alquileres más bajos, puedan ser más rentables.

Por tanto, es crucial medir el número de clientes que son atraídos a nuestro negocio es decir, el

tráfico de exposición, para saber si la ubicación elegida es óptima para nuestra actividad (con el

tráfico de exposición y el coste del alquiler, podemos cuantificar el coste por cliente). El coste por

cliente es un buen indicador que nos permite establecer un ranking de los mejores locales. Otro

indicador estaría asociado a las ventas por cliente (ticket medio) o a la rentabilidad media por

cliente o por venta. Ya que, dependiendo de la zona, la cantidad y la rentabilidad de los productos

vendidos puede experimentar fuertes variaciones de unas tiendas a otras. Esta información que

consideramos fundamental para la gestión de un negocio, no siempre está disponible, haciendo más

compleja la toma de decisiones y la predicción de la evolución del negocio los próximos meses.

Este análisis ha sido válido durante siglos, pero cada vez tiene menos valor. El cliente ha

cambiado: cuando tiene intención de comprar algo, se informa sobre el producto. Antes el vendedor

asesoraba al cliente, aunque no era objetivo por ser parte interesada. Ahora el cliente utiliza la red

para estar cada vez más informado sobre el producto que va a comprar y con más objetividad.

Internet nos ha dado la posibilidad de conseguir los detalles técnicos, conocer las opiniones de otros

usuarios que lo han comprado (tanto sus bondades como sus defectos), encontrar el sitio con mejor

precio o más cercano para comprarlo... el cliente es digital.

La paradoja del local óptimo se produce cuando un negocio paga una renta alta por estar en una

calle importante de su localidad y descuida la parte digital pensando que los clientes digitales son una

minoría y que apenas afecta a su negocio.

La última encuesta publicada el pasado 22 de diciembre de 2016 es bastante reveladora: el 93% de

la población española navega por internet desde su teléfono móvil; este dato pone a España

a la cabeza de Europa en el uso y la frecuencia de internet en nuestro día a día. El español cada vez

es más digital y móvil. También se ponía de manifiesto que el móvil era el dispositivo más usado para

conectarse a internet en la mayoría de países de la Unión Europea. Cada día que pasa, estamos

dando la oportunidad a negocios de la competencia con presencia online a ofrecer sus productos a

este grupo, cada vez más numeroso, de clientes digitales. La transformación digital de nuestro

negocio pasa por estar presente cuando un cliente digital busque un producto o servicio que nosotros

ofrecemos.

¿Esto implica necesariamente que tenemos que tener una tienda online o

una página web?

No necesariamente, ya que tener una página web o tienda online sin visitas porque no se

actualizan los contenidos es como a tener una tienda en el lugar más recóndito del planeta. Hace

unos pocos años, cuando necesitábamos un determinado tipo de negocio, lo buscábamos en las

páginas amarillas, observando qué calle estaba cerca de nuestra casa o nuestra oficina.

Actualmente buscar un negocio es más sencillo, rápido y cómodo por que el teléfono móvil

sabe dónde estamos y nos encuentra los negocios más cercanos en el momento en el que los

necesitamos; además nos facilita cómo llegar hasta la puerta del establecimiento, nos ofrece un

teléfono para ponernos en contacto, sabemos si está abierto o a punto de cerrar e incluso las

opiniones de otros clientes que han comprado allí.

Una de las grandes ventajas de la digitalización de un negocio es que tendremos estadísticas 

del número de clientes que nos han buscado por internet, qué porcentaje clientes han descubierto

nuestro negocio, cuántos nos han llamado o pedido información adicional (llamada telefónica, fotos,

cómo llegar, etc.). Por tanto, tendremos información en tiempo real del tráfico de exposición

online y el coste por cliente, si además hacemos promociones, podremos medir las ventas

generadas de clientes que han mostrado ese código de descuento visible solamente en internet, y la

rentabilidad de dichas ventas (tanto por cliente, como por venta).

La paradoja del local óptimo

Esta información, nos será de gran ayuda para

potenciar, desde los canales digitales, el número

de personas que visiten nuestra tienda,

plantearnos la posibilidad de tener un

comercio electrónico para ventas online y

ampliar nuestro mercado potencial (del barrio a

toda la provincia, región o país).

En esta transformación, donde el cliente es

cada vez más digital, se trata de progresar o

desaparecer…

¿Qué camino vas a tomar?

Cómo buscan los clientes tu empresa

La clave para alcanzar el éxito en un negocio

es su ubicación, pero con la aparición del cliente

digital...

¿Sigue estando vigente esta

afirmación?

Las cadenas de franquicias dan mucha

importancia a tener un emplazamiento adecuado y

te ayudan a encontrar el local idóneo para la

actividad que vas a realizar. Un mismo

establecimiento puede ser ideal para algunas

actividades y desaconsejable para otras. El local

óptimo para nuestro negocio será aquel que

consiga atraer el máximo número de

clientes. Por tanto, las claves para acertar en la

ubicación de tu tienda son:

1.

Las características del local: especialmente

su tamaño, ya que vamos a desarrollar una

actividad y tendremos un espacio mínimo de

exposición, almacén, o detalles técnicos como

salida de humos, que condicionarán si este lugar

es apto para la actividad que vamos a realizar.

2.

La competencia: siempre pensamos que, si

no tenemos competencia cerca, mejor; pero para

productos donde es frecuente una comparación

antes de su compra, es bueno estar rodeado de la

competencia: atraerá muchos más clientes

potenciales decididos a comprar.

3.

Los clientes: estar cerca y accesible de

donde viven o se mueven nuestros clientes

potenciales.

4.

Los costes: la inversión en el local óptimo

debe además llevar asociada una rentabilidad.

Esto hace que ubicaciones comerciales

secundarias, con alquileres más bajos, puedan ser

más rentables.

Por tanto, es crucial medir el número de clientes

que son atraídos a nuestro negocio es decir, el

tráfico de exposición, para saber si la ubicación

elegida es óptima para nuestra actividad (con el

tráfico de exposición y el coste del alquiler,

podemos cuantificar el coste por cliente). El coste

por cliente es un buen indicador que nos permite

establecer un ranking de los mejores locales. Otro

indicador estaría asociado a las ventas por cliente

(ticket medio) o a la rentabilidad media por

cliente o por venta. Ya que, dependiendo de la

zona, la cantidad y la rentabilidad de los productos

vendidos puede experimentar fuertes variaciones

de unas tiendas a otras. Esta información que

consideramos fundamental para la gestión de un

negocio, no siempre está disponible, haciendo

más compleja la toma de decisiones y la

predicción de la evolución del negocio los

próximos meses.

Este análisis ha sido válido durante siglos, pero

cada vez tiene menos valor. El cliente ha

cambiado: cuando tiene intención de comprar

algo, se informa sobre el producto. Antes el

vendedor asesoraba al cliente, aunque no era

objetivo por ser parte interesada. Ahora el cliente

utiliza la red para estar cada vez más informado

sobre el producto que va a comprar y con más

objetividad. Internet nos ha dado la posibilidad de

conseguir los detalles técnicos, conocer las

opiniones de otros usuarios que lo han comprado

(tanto sus bondades como sus defectos),

encontrar el sitio con mejor precio o más cercano

para comprarlo... el cliente es digital.

La paradoja del local óptimo se produce

cuando un negocio paga una renta alta por estar

en una calle importante de su localidad y descuida

la parte digital pensando que los clientes digitales

son una minoría y que apenas afecta a su

negocio.

La última encuesta publicada el pasado 22 de

diciembre de 2016 es bastante reveladora: el

93% de la población española navega por

internet desde su teléfono móvil; este dato

pone a España a la cabeza de Europa en el uso y

la frecuencia de internet en nuestro día a día. El

español cada vez es más digital y móvil. También

se ponía de manifiesto que el móvil era el

dispositivo más usado para conectarse a internet

en la mayoría de países de la Unión Europea.

Cada día que pasa, estamos dando la oportunidad

a negocios de la competencia con presencia online

a ofrecer sus productos a este grupo, cada vez

más numeroso, de clientes digitales. La

transformación digital de nuestro negocio pasa por

estar presente cuando un cliente digital busque un

producto o servicio que nosotros ofrecemos.

¿Esto implica necesariamente que

tenemos que tener una tienda online

o una página web?

No necesariamente, ya que tener una página

web o tienda online sin visitas porque no se

actualizan los contenidos es como a tener una

tienda en el lugar más recóndito del planeta. Hace

unos pocos años, cuando necesitábamos un

determinado tipo de negocio, lo buscábamos en

las páginas amarillas, observando qué calle estaba

cerca de nuestra casa o nuestra oficina.

Actualmente buscar un negocio es más

sencillo, rápido y cómodo por que el teléfono

móvil sabe dónde estamos y nos encuentra los

negocios más cercanos en el momento en el que

los necesitamos; además nos facilita cómo llegar

hasta la puerta del establecimiento, nos ofrece un

teléfono para ponernos en contacto, sabemos si

está abierto o a punto de cerrar e incluso las

opiniones de otros clientes que han comprado allí.

Una de las grandes ventajas de la

digitalización de un negocio es que tendremos

estadísticas del número de clientes que nos han

buscado por internet, qué porcentaje clientes han

descubierto nuestro negocio, cuántos nos han

llamado o pedido información adicional (llamada

telefónica, fotos, cómo llegar, etc.). Por tanto,

tendremos información en tiempo real del

tráfico de exposición online y el coste por

cliente, si además hacemos promociones,

podremos medir las ventas generadas de clientes

que han mostrado ese código de descuento visible

solamente en internet, y la rentabilidad de dichas

ventas (tanto por cliente, como por venta).

La paradoja del local óptimo

Reingeniería de procesos Cuadro de Mando Integral Posicionamiento del negocio Formación y mentoring Big Data

Servicios

Paquete básico de digitalización Diseño web a medida Redes sociales y blogs Publicidad en Google AdWords Marketing para móviles

Síguenos

Contacto

Móvil: 629 23 22 21 Email: info@megasaber.es